EN LA BATALLA DE LAS FLORES

«Sé de quien ha dejado un soneto sin el terceto último, por ir a averiguar en la Bolsa un asunto de tanto por ciento»
-Rubén Darío

jueves

Día del amor



                                                          Los enamorados, Chagall


Un beso...

Flores, chocolates, galléticas, 
un disco romántico.... 

Una corbata    ¡ Wow... ! bonito detalle.

¡una cena! no faltaba más.

 Ah, claro, por supuesto, es evidente, no podría ser de otra manera:

Un collar de perlas.... ¡ese si que es regalo!

aunque, un descapotable hubiese sido... mejor. 
Eso, mejor.

Las ofertas, siempre estaran ahí en la pub de cada día. 
Y después, el pretexto, a otra cosa...
Nos referimos al plano material, como suele ser. Claro, mundo material, todo material, y... hay que decirlo: banal. Eso, banal. 
Es que desde hace algún tiempo se quiere borrar la esencia del Ser, se lleva a la humanidad en carrera vertiginosa: compra, compra, compra .... 
¿Hay que echar culpa?
Por lo menos responsabilidades.

Cuando se cree tener ya, las claves de la vida, van los arquitectos sociales y cambian las pistas.
Si nos hemos dado cuenta, el slogan posmoderno pasa por Consume-, juega, odia y hace la guerra.
 y como dijo el filósofo: la realidad se ha vuelto liquida. Más bien, nos la han hecho líquida.

Así que volvamos a la semilla: el amor es de todos los días.
Y no odies. 
Odiar produce cáncer... no lo crees?















No hay comentarios: