EN LA BATALLA DE LAS FLORES

«Sé de quien ha dejado un soneto sin el terceto último, por ir a averiguar en la Bolsa un asunto de tanto por ciento»
-Rubén Darío

domingo

Quieren censurar a Dante Alighieri


La corrección política ataca de nuevo, esta vez en Italia, con una demanda contra la DIVINA COMEDIA para que sea sacada de los programas escolares o académicos o en otro caso sea depurada. El revuelo lo promueve Gherush 92, organización adscrita a la ONU como consultora en derechos humanos.

Según Gherush en información servida al periódico ADNKRONOS (publicada el 12 de marzo), la obra de Dante Alighieri debe ser retirada de los centros escolares porque transmite estereotipos, lugares comunes, contenidos ofensivos antisemitas, islamofobia y homofobia. Los textos referidos se encuentran en los cantos XIV, XXIII, XXVIII, XXXIV.

Como debía esperarse, la polémica propuesta ya levantó tolvanera entre los círculos intelectuales italianos ¿y cómo no? Pues se trata de un ataque a la obra cumbre de la cultura latina, un libro fundacional de la identidad italiana y pieza neural del humanismo expandido en Europa y el mundo occidental. Es precisamente la Divina Comedia una obra clave que unificó el idioma italiano.

De entrada la propuesta es aberrante, porque ninguna obra literaria o artística puede ser “depurada”, tal como lo refutan personalidades académicas, y como lo hace sentir el periodista Paolo Di Stefano (Corriere della Sera) que “depurar” a Dante a gusto de la Politically Correction sería incurrir en el pecado de “antropofobia”, al tiempo que señala que si se debiera extender el criterio de lo políticamente correcto a toda la literatura del pasado, poquísimas obras se salvarían. Y no se salvaría Oracio ni Boccaccio ni Shakespeare.

Para Giulio Ferroni, catedrático de la universidad la Sapienza de Roma, la Divina comedia es leída en su contexto. Mientras Maurizio Cucchi, poeta, crítico y traductor afirma que si no se comprende un poema como la Divina Comedia, estamos verdaderamente frente a la dictadura de la ignorancia. Y Giorgio Rembado que funge como presidente de la asociación nacional de alta profesionalidad escolar sugiere que la Divina Comedia no puede ser juzgada con criterios de hoy.

¡Vaya! Entendida así la propuesta de Gherush 92, creen esos señores que los estudiantes son estúpidos, que los jóvenes no saben comprender la metáfora de un poema o la absurdidad de una pieza de teatro que en todo caso sirven de espejo de una sociedad en su tiempo y espacio.

Y es que no nos vamos a poner a quemar libros que no nos gustan, o que su cruda descripción nos hace sudar calenturas o que punzan ahí donde el vicio o la impunidad son latentes. Si así fuera, ya habría, yo, pasado a la picadora de papel los libros de Celine, y es más, yo, ni los hubiera comprado sabiendo la críticas adversas, sin embargo por eso mismo lo he leído para enterarme por mi propia cuenta lo que escribió Celine.

Como lo dicho ya antes, los comisarios de la corrección política nos quieren arrastrar hacia el oscurantismo del pensamiento único. Como ya lo hicieron otros totalitarismos se trata de borrar identidades, borrar la diferencia indivual, borrar el criterio personal. Quieren convertirnos en pollos deshuesados, en borregos obedientes de ciertas élites posmodernas democratoides y del nihilismo. No nos extrañemos que mañana propongan borrar fotografías, amputar estatuas, quemar libros y de paso nos pongan un distintivo amarillo en el pecho.


enlace adkronos: click aquí


.

No hay comentarios: