EN LA BATALLA DE LAS FLORES

«Sé de quien ha dejado un soneto sin el terceto último, por ir a averiguar en la Bolsa un asunto de tanto por ciento»
-Rubén Darío

sábado

Al despertar


    


AL DESPERTAR
Se dio cuenta que estuvo viviendo en un cuento de hadas y que la realidad no tenía amaneceres acuarelados con desayunos en la cama ni la ventana con cortinas danzantes al son de la brisa perfumada de lavandas y creyó que la noche anterior y todas las noches sólo ocurrieron en su imaginación porque del azul romance que la hacía flotar no quedaba más que un horizonte borrascoso como la pared rutinaria a la que se confesaba desde que era una adolescente y le parecía mentira las cenas a la luz de las velas mientras un ignoto pianista desgranaba melancolías por eso se despertaba con el paladar amargo por los antidepresivos y pasaba largas horas garabateando elegías en su "diario" cuando no escribiendo largas recriminaciones al farsante que le prometió nada más que un futuro que estaba más allá del día siguiente... Causas, manías, pretextos.... no, intereses. Tenía que salir de la burbuja. Apretó los dientes, fue directo al WC y vacío todos los frascos de antidepresivos.

©Win, ficciones, pero basadas en la realidad. 

No hay comentarios: