EN LA BATALLA DE LAS FLORES

«Sé de quien ha dejado un soneto sin el terceto último, por ir a averiguar en la Bolsa un asunto de tanto por ciento»
-Rubén Darío

miércoles

La saga Techno

"Station To Station" ¿Les suena?
Bien, la clave del éxito de “Station to station” -canción de David Bowie-, nos explican las crónicas, se debió en parte a los artificios ultradimensionales propios de la inspiración sintética, pero sobre todo al impulso creativo de Bowie que pidió el sonido de las guitarras que acompañaron al mítico James Brown, un pianista country que asimilara los ritmos distorsionados de grupos electro made in Germany, además del ingrediente principal de sus textos vanguardistas puestos en la máquina de música. El producto soul-electrofunk del hombre camaleón estaba hecho.

Con este preámbulo la saga TECHNO apartaría telones y saldría a la calle con sus megabafles a dar la fiesta: la Techno Parade, que año con año aumentaría adeptos, y por supuesto también produciría detractores.

Del lado que uno se sindicalice, a favor de la bacanal o contra el hedonismo, no se puede negar este fenómeno de “masas”, al que preferiremos llamar fenómeno social. Las antologías abundan reseñando la dance, electronic y antes el groove desde aquel asomo de SNAP con su fenomenal “Rhytm is dancer” hasta las kilométricas pistas de los DJ’s y su estela de nombres que se pierden en las frecuencias etéreas o hertzianas.

Deutsche Welle también dedicó uno de sus espacios IN FOCUS para refrescar memorias con una colección de entrevistas a los pioneros y gurús de los sintetizadores.

Los fans pueden volver a sus colecciones de bytes y pixels para encontrarse con SCOOTER, SASH, MOOSET, BOYS NOIZE... y, como no, Cascada, Captain hollywood, Haddaway, Westbam, y Enigma... ¿Enigma? -Pues, claro.

para oír con un click:


Schiller

Snap

Cascada

No hay comentarios: