EN LA BATALLA DE LAS FLORES

«Sé de quien ha dejado un soneto sin el terceto último, por ir a averiguar en la Bolsa un asunto de tanto por ciento»
-Rubén Darío

miércoles

en busca de la partícula de Dios

Hoy fue activado el acelerador de partículas en el laboratorio internacional de Ginebra. Las expectativas como siempre oscilan entre pesimismo y optimismo. A pesar de todo no hay oposiciones como ocurrió ante los ensayos nucleares franceses en Mururoa hace más de un decenio. He vuelto a leer el libro de Nostradamus, por si acaso, pero no habla de este asunto, aunque si refiere que por otros motivos los mares se van a desbordar, muchas islas van a desaparecer y la costa llegara hasta Ginebra, o sea que ya no viajaremos mil kilómetros desde los Alpes para ir a nadar al mar.

Lo último del ensayo en el CERN léalo que está de película: aquí

No hay comentarios: